El concepto de rehabilitación energética de los edificios está haciéndose cada vez más importante en todos los países europeos. Y no solo es algo que afecte a propietarios de viviendas privadas: empresas, restaurantes, hoteles, oficinas e incluso colegios y centros de enseñanza deben pasar por este proceso para mejorar la eficiencia de los inmuebles, reducir los gastos y trabajar por un planeta más sostenible.

El parque inmobiliario español está muy anticuado. Y los edificios de más de 25 o 30 años suelen tener importantes fallos respecto al aislamiento, la eficiencia de los sistemas de climatización, etc.

Esto tiene unas consecuencias directas –y negativas– que hacen necesaria la rehabilitación energética de estas viviendas y de otro tipo de construcciones: dificultades para alcanzar la temperatura de confort, presencia de humedades, alteraciones por el ruido, y un pequeño catálogo de problemas que, con el paso de los años, van aumentando.

Por eso, el Estado ofrece ayudas para la rehabilitación energética de edificios: gracias a estas subvenciones se pueden eliminar de una todos estos inconvenientes y mejorar tanto la calidad de vida de las personas que usan esas instalaciones como la huella ecológica.

¿Cuándo necesita un edificio una rehabilitación energética?

¿Cuándo es necesario realizar una rehabilitación energética de un edificio o instalación?Según el programa PREE 5000, del Ministerio de Transición Ecológica, que ofrece ayudas económicas a quienes se deciden por emprender la rehabilitación energética de un edificio, el 30% de las construcciones totales del territorio nacional no están diseñadas teniendo en cuenta la eficiencia energética.

El principal motivo de esto ya lo hemos señalado, es la antigüedad de los inmuebles: las fórmulas de construcción actuales, que buscan obtener el certificado de eficiencia energético y que persiguen las cero emisiones contaminantes, se diferencian mucho de la forma en la que se levantaban edificios no hace tanto, un par de décadas atrás.

Por este motivo, la mayor parte de los inmuebles con más de 25 años tendrán que pasar, casi necesariamente, por un proceso que tenga en cuenta la mejora de la envolvente térmica, la instalación de fuentes de energía solar o geotermia y las mejoras en instalación de luz.

Todo ello con un objetivo: reducir la demanda de climatización hasta en un 30% y utilizar fuentes energéticas lo más limpias posibles, para que el gasto imprescindible sea mucho menos contaminante.

Dos fechas clave: 2030 y 2050

Dentro de estos objetivos de adaptación a la nueva sensibilidad ecológica, los planes de rehabilitación energética fijan el año 2030 como fecha límite para que todas las construcciones de obra nueva alcancen el objetivo de cero emisiones.

Esta frontera se alarga hasta el año 2050 para todos aquellos edificios que ya se han construido y que precisan de esta rehabilitación energética, un proceso que tiene unos pasos marcados que se deben seguir.

Pasos para una correcta rehabilitación energética

Son varios los escenarios que se presentan ante los ciudadanos, los colectivos y las empresas a la hora de llevar a cabo la rehabilitación energética de viviendas. Por eso, para llevar a cabo las distintas tareas encaminadas a lograr este objetivo ecológico, hay que dar los siguientes pasos:

Auditoría energética del inmueble

Lo primero es conocer cuál es el estado del inmueble, cuáles son sus puntos débiles y qué es lo que se precisa mejorar de manera más inmediata. Gracias a esto, se puede trazar un plan de actuación que suele implicar alguno de los siguientes proyectos.

Reducción de la demanda

Un mayor aislamiento de los edificios es clave para que la demanda energética por parte de los usuarios se reduzca. Si las habitaciones de una casa guardan mejor el calor y están más protegidas de la radiación solar, los habitantes de la misma no tendrán que encender tanto la calefacción o el aire acondicionado.

Reducción del consumo

Desde mh INDUSTRIAS aconsejamos a nuestros clientes prestar especial atención a las instalaciones de climatización, que hoy en día son mucho más eficientes gracias a los sistemas de monitorización y de control de consumo.

Uno de los mayores problemas para los edificios antiguos es la presencia de sistemas que son también muy antiguos y, por tanto, poco eficientes.

Instalación de energías renovables

Como hemos adelantado, el uso de placas solares, sistemas de geotermia y otro tipo de energías no contaminantes es clave para lograr edificios mucho más eficientes. Este punto es clave dentro de la rehabilitación energética.

Estos son los pasos principales que se pueden dar para convertir las casas, oficinas e industrias en espacios contemporáneos desde el punto de vista del gasto de luz y combustibles. La rehabilitación energética es clave para la protección del ecosistema inmediato y, gracias a estos consejos y a los impulsos estatales, se puede lograr de manera sencilla, rápida y efectiva.

Si está pensando en realizar una rehabilitación energética de su edificio en mh INDUSTRIAS podemos ayudarle durante todo el proceso, desde el planteamiento de las acciones más adecuadas a la posterior instalación. Sin descuidar un mantenimiento adecuado, el cual resulta imprescindible para preservar el buen funcionamiento y la eficiencia energética de los activos.

Compartir:

Comments are closed.

¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir más noticias, ofertas y novedades