Pese a contar con años de experiencia, desde mh INDUSTRIAS no perdemos de vista el futuro. Mediante nuestro departamento de tecnología aplicada ofrecemos a nuestros Clientes en la provincia de Barcelona soluciones técnicas de la industria 4.0, como el mantenimiento predictivo.

Aportamos una solución de mantenimiento integral que permitirá conocer al detalle el estado de los activos de la instalación. De esta forma es posible aplicar las acciones necesarias para el óptimo funcionamiento de los equipos en el momento justo.

Este tipo de soluciones requieren de un elevado nivel de especialización dada su complejidad técnica.

Con nuestros planes de mantenimiento nos comprometemos a reducir el consumo energético de la instalación en al menos un 10%. Nuestro servicio proactivo se centra en sobrepasar las expectativas de nuestros Clientes detectando oportunidades para reducir los costes de funcionamiento de la instalación.

¿Qué es el mantenimiento predictivo?

Para ejecutar las acciones propias del mantenimiento predictivo se monitorizará el funcionamiento de los activos que componen la instalación. Mediante el seguimiento de los datos y su posterior análisis podremos anticiparnos a los potenciales fallos que puedan presentar los equipos.

De este modo, podemos conocer el estado de los equipos en todo momento y poder aplicar las acciones necesarias para su óptimo funcionamiento siempre en el momento adecuado.

Si se presenta una anomalía en el funcionamiento de alguno de los equipos será detectada y corregida al momento, evitando así que pueda desencadenar un fallo más grave o perjudicar el estado del resto de componentes.

Gracias a todo esto es posible disfrutar de una instalación totalmente controlada y que funciona el mayor tiempo posible.

mantenimiento predictivo

¿Qué beneficios puede aportar el mantenimiento predictivo?

Máxima productividad

En esta metodología de mantenimiento las paradas son más cortas y efectivas. Permitiendo tener la instalación funcionando el mayor tiempo posible.

Minimiza costes

Gracias a la monitorización de los equipos y la consiguiente aplicación de acciones, la aparición de fallos graves en los equipos es mínima. Esto se traduce en una menor inversión en recambios y coste de servicios urgentes para solucionar los problemas que surjan en la instalación.

Gracias a ello, su vida útil es más extensa y su consumo energético es menor.

Equipos siempre en óptimo estado

Más allá del coste de recambios, esta metodología de mantenimiento también ayuda a extender la vida útil de los equipos, pues estos no deben funcionar hasta fallar.

Además, su funcionamiento en óptimas condiciones favorece también un menor consumo energético.

Contacte con nosotros