Mantener una temperatura adecuada para las personas y los procesos industriales es todo un reto cuando estamos hablando de grandes espacios. Para saber cómo calentar una nave industrial, tenemos que realizar un proyecto o estudio técnico bien elaborado que diseñe el sistema de calefacción más eficiente posible.

En dicho estudio, se debe contemplar cuál es la tecnología de calefacción adecuada y la forma en la que se realizará la instalación. También se deben prever otros mecanismos complementarios, cada vez más imprescindibles, como serían los de automatización y de monitorización para ahorrar energía.

Nave industrial

Cómo podemos calentar una nave industrial

Para calentar una nave industrial, en primer lugar debemos calcular el espacio y volumen que hay que climatizar. Tras conocer estos datos deberemos saber la temperatura interior que queremos alcanzar, el nivel de aislamiento de la construcción y la ubicación geográfica de la misma.

Para calentar grandes espacios, encontraremos en el mercado diferentes soluciones de calefacción industrial, pero no todas tienen el mismo nivel de eficacia ni el mismo coste energético. Debemos considerar el coste de la instalación, pero también el coste energético que tendrá en el futuro: los ahorros en la instalación se pueden convertir en facturas energéticas mensuales inasumibles. No es lo mismo calentar un espacio cerrado y con techos bajos como una oficina, donde podemos recurrir a calefacción eléctrica, que una nave donde existe un gran volumen de aire debido a los techos altos y las grandes dimensiones.

Para espacios industriales, podemos recurrir a tres tipos de sistemas de calefacción:

  • Calefacción eléctrica
  • Calderas de gasoil
  • Calderas de gas
  • Calderas de biomasa

¿Desea reducir el consumo energético de su instalación?

Descubra más acerca de nuestras soluciones para mejorar la eficiencia energética de su instalación.

¿Cuál es el mejor sistema para calentar una nave industrial de manera eficiente?

Intentaremos responder a la pregunta de cómo calentar una nave industrial de la forma más sencilla posible, ya que se trata de un tema complejo. Cada una tiene sus ventajas e inconvenientes.

La calefacción eléctrica tiene varias ventajas: es limpia, segura y cómoda. No tenemos que rellenar depósitos como ocurre con las calefacciones de combustión. El problema principal de la calefacción eléctrica está en su elevado coste energético, por lo que no podemos considerarla una calefacción eficiente para grandes espacios. La calefacción eléctrica no consigue producir el mismo nivel de kilocalorías que una de gasoil con la misma cantidad de energía consumida.

Las calderas de gasoil para naves industriales son muy eficientes. Pueden aportar una gran cantidad de calor y son las más eficaces para calentar locales de grandes dimensiones. Pero la caldera de gasoil no es tan limpia como la eléctrica o el gas, y nos obliga a depender de suministradores externos que vengan a rellenar el depósito, para el cual también tenemos que disponer de un espacio dedicado.

Las calderas de gas tienen una eficacia similar a las de gasoil, pero son mucho más limpias y tienen un mantenimiento más sencillo. Las calderas de gas modernas son mucho más eficientes que las de gasoil antiguas. En muchas ocasiones, se reemplazan las antiguas calderas de gasoil por calderas de gas, para adaptarse a las normativas de emisiones y para reducir el consumo energético.

Las calderas de biomasa son una opción que está ganando cada vez más importancia en el mercado actual tras la irrupción de las energías renovables. Se trata de un tipo de calefacción con unos plazos de amortización muy cortos en aquellas instalaciones que cuentan con un elevado consumo energético gracias al ahorro que favorecen.

Para salir de dudas sobre cómo calentar una nave industrial, lo aconsejable será siempre confiar en una empresa de ingeniería e instalación de energía especializada. Tenemos que considerar los costes de instalación, pero también el mantenimiento posterior y el ahorro energético.

Compartir:

Comments are closed.

¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir más noticias, ofertas y novedades