Debido a esta situación excepcional, todas las empresas de Grup mh hemos adaptado nuestra actividad para seguir ofreciendo el mejor servicio, siempre tomando las medidas sanitarias recomendadas para garantizar la seguridad de nuestros Clientes y trabajadores.

El mundo de la climatización está repleto de ideas preconcebidas y falsos mitos que, por el “boca a boca“ y a base de ser repetidos una y otra vez, acaban tomándose por ciertos. En este artículo queremos desmontar 5 de estos mitos para potenciar la eficiencia energética de su instalación.

Mito #1: “Configura tu sistema de climatización y olvídate”

Algunas personas piensan que, una vez se deja de calentar o enfriar el edificio a la temperatura deseada, ajustarla de nuevo supondrá un coste muy elevado de energía.

La realidad es que mantener la temperatura de una estancia siempre consumirá energía. Ajustar la temperatura al punto ideal, incluso cuando no lo necesitas, cuesta mucho más que volver a climatizar a la temperatura ideal.

Un buen experto en la climatización puede calcular el punto dulce para usted y ayudarle a ahorrar energía gracias a su experiencia y conocimiento.

La realidad

Adaptar los sistemas de climatización al uso de cada estancia optimiza su eficiencia energética. Sin embargo, no hemos hablado de que apagar por completo el sistema de climatización cuando no lo necesitamos sea el mejor movimiento, lo cual nos lleva al siguiente mito…

Mito #2: “Cuando hace buen tiempo mejor apagarlo.”

En inglés, el concepto de climatización se define como HVAC (Heating, Ventilation and Air Conditioning). Y como tal, no podemos olvidarnos de esta “V”, pues la Ventilación es una parte muy importante del sistema.

La calidad del aire interior depende directamente del número de veces que se renueva el aire en la instalación. Los sistemas de climatización también controlan la humedad, un factor clave para el confort. Una ventilación inapropiada puede propiciar la aparición de musgo, bacterias, así como la transmisión de virus y aumentar también las partículas del aire, incluidos los alérgenos.

La realidad

Los flujos de aire en la instalación son imprescindibles para disfrutar de una buena calidad del aire interior. Mantener el aire en constante movimiento es importante garantizar una instalación saludable, además se ha demostrado que este factor tiene un impacto directo en el aumento de la productividad.

Mito #3: “Si no está roto, no lo toques”

Esperar a que un activo de la instalación se rompa, tan solo nos garantiza que el sistema de climatización resultará más perjudicado que si solucionáramos ese mismo problema antes.

Esto también supone una apuesta segura a que el sistema acabará malgastando energía, pues funcionará de forma ineficiente para sobreponerse a los problemas de funcionamiento que está experimentando antes de presentar la avería.

Estos son dos problemas que se van pagando a causa de posponer el mantenimiento de los activos del sistema.

La realidad

Un programa de mantenimiento preventivo en la instalación reduce los costes excesivos ocasionados por el funcionamiento ineficiente de los sistemas, las averías que éstos presentan o simplemente debido por su uso.

Desde mh INDUSTRIAS podemos diseñar un programa de mantenimiento especialmente adaptado a su instalación que conseguirá aumentar su eficiencia energética y reducir sus costes de operación.

Mito #4: “Cualquiera puede cambiar un filtro”

Quizá los más manitas cambien sus propios filtros en casa. – Tampoco es tan difícil – creen, aunque no siempre acaba bien, pero esto es más evidente aún en los equipos de uso industrial que se utilizan grandes instalaciones, pues la mayoría no se parecen en nada a otros de uso doméstico, aunque compartan el mismo fin. De hecho, un filtro mal colocado reduce drásticamente la eficiencia energética del equipo y compromete la calidad del aire interior, además de poder acabar derivando en averías de alto coste.

Posiblemente el mayor riesgo de renunciar a realizar el cambio de filtro de aire con un profesional sea el coste por oportunidad. Durante el proceso de apertura del panel, de la sustitución del filtro se puede llegar a desperdiciar una gran cantidad de información concreta. Un técnico calificado es capaz de detectar diferentes indicios durante un cambio de filtro que pueden evitar una futura avería antes de que se conviertan en un problema con el que lidiar.

Asegurar que la planificación prevista para el cambio de filtros se cumple, integrarla de manera eficiente en el resto de procesos de mantenimiento de los equipos, asegurarse de que la documentación está debidamente actualizada y que las cuestiones administrativas están cubiertas, son tareas derivadas del cambio de filtros.

Por último, usar el filtro adecuado y no utilizar cualquier otro filtro más barato, es un requisito legal en ciertas instalaciones. Un proceso profesional bien gestionado va más allá de un cambio de filtros.

La realidad

El correcto funcionamiento del sistema de climatización depende directamente de las personas que se encargan de mantenerlo en buen estado.

Incluso la reparación de cualquier componente, por pequeño que sea, necesita de un buen equipo de profesionales para asegurar que el equipo recibe el mejor servicio.

Para garantizar la rentabilidad de las acciones de mantenimiento deberá asegurarse de que el equipo contratado reúne los siguientes requisitos:

  • Ofrece resultados medibles.
  • Las soluciones que le ofrecen están alineadas con los objetivos de su negocio.
  • Contar siempre con profesionales con experiencia.

Mito #5: “Los contratos de mantenimiento son un desperdicio de dinero”

Cuando los técnicos encargados de realizar la inspección de la instalación no encuentran ningún problema en el sistema, ¿se puede considerar como una pérdida de dinero? Los equipos de climatización no presentan un riesgo de caer al suelo desde un séptimo piso, pero un mal mantenimiento de la climatización del local puede derivar en riesgos debido al aire insalubre, los gastos imprevistos, las facturas excesivas… sin mencionar la pérdida de productividad y todos los dolores de cabeza.

Aunque en ocasiones los contratos de mantenimiento parezcan un mal necesario, ya que muchos los ven como un gasto obligado que no aporta ningún valor o beneficio, esto no es así cuando pone su instalación en manos de un verdadero profesional del sector.

Los contratos de mantenimiento son un activo con grandes oportunidades de ahorro, por ejemplo: reducen costes futuros, minimizan el riesgo en la instalación, extienden la vida útil de los equipos, ahorran energía… Se enfrentará a menos dolores de cabeza y pesadillas con los presupuestos.

La realidad

Preocuparse por los activos de su instalación es imprescindible si desea garantizar la rentabilidad, tanto de ésta como de su negocio.

¡Infórmese sobre nuestros planes de mantenimiento y disfrute del máximo confort y rentabilidad en sus instalaciones!

Mitos sobre la climatización
Compartir:

Comments are closed.

Suscríbase a nuestro newsletter




Su suscripción se ha realizado correctamente.