Durante este período de excepcionalidad todas las empresas de Grup mh seguirán ejerciendo su actividad de forma telemática y con nuestros técnicos atendiendo todos aquellos casos de primera necesidad, siempre tomando las medidas sanitarias recomendadas para evitar poner en riesgo la salud de nuestros Clientes o trabajadores.

Cuando se habla de la optimización de los recursos energéticos en edificios de viviendas, no solo es importante los equipos utilizados para generar tanto calor como agua caliente sanitaria (a.c.s.). También lo es el mantenimiento de la sala de calderas que garantice que todos los elementos funcionan correctamente y se minimizan al máximo los riesgos.

Hoy en día existe el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE) que regula el funcionamiento, revisión e instalación de las salas de calderas. En él se establecen diferentes requisitos que deben cumplirse para garantizar su seguridad.

Qué contiene una sala de calderas

Es un espacio que alberga los equipos de producción destinados a la producción de calor y agua caliente sanitaria a los usuarios de una instalación.

Aunque parece de sentido común, este recinto debe ser únicamente utilizado para tal fin. Desafortunadamente, esta norma no se respeta en muchos edificios, y el espacio que se destina para sala de calderas se convierte en otro trastero más.

Esto eleva exponencialmente el riesgo de accidentes, desde incendios hasta escapes de gas y no debería realizarse bajo ningún concepto.

Mantenimiento de una sala de calderas

Uso correcto de la sala

Este debería ser el primer paso para que una sala de calderas esté en óptimas condiciones: que su uso sea solo para la generación de energía. Además, su acceso deberá estar restringido al responsable del mantenimiento y al representante de la comunidad de vecinos o a el titular.

Esto garantiza que la manipulación de la sala y sus equipos esté únicamente a cargo de la persona responsable de su mantenimiento, un técnico legalmente habilitado para realizar cualquier operación en ella, de acuerdo con la normativa vigente.

Contrato de mantenimiento de una sala de calderas

Cuando se trata de instalaciones comunitarias, existe la obligación de contratar los servicios de una empresa especializada y habilitada para tales fines. La empresa será la responsable del correcto funcionamiento y el seguimiento periódico de la sala de calderas.

Responsabilidades de la empresa

La misma deberá supervisar el funcionamiento adecuado de todos los componentes de la sala, así como corregir posibles desviaciones que puedan suceder. Asimismo, velará por la seguridad de la instalación y su correcta regulación.

Asimismo, deberá expedir los documentos requeridos que determinan que se hizo el correcto mantenimiento de una sala de calderas. Siendo este un requisito obligatorio, su omisión puede acarrear multas ante la ley.

Pero no solo las obligaciones legales hacen necesario el mantenimiento, es imperativo para evitar cualquier tipo de accidentes que dejan no solo pérdidas materiales sino también humanas. Descuidar estas labores puede desembocar en intoxicaciones por monóxido de carbono, incendios o fugas de combustibles, todos evitables con un buen mantenimiento.

Además, mejora el rendimiento energético de los equipos, aumentando así su vida útil y disminuyendo las emisiones al medio ambiente y ahorrando combustible.

Nuestros planes de mantenimiento para salas de calderas están especialmente diseñados para optimizar el funcionamiento de cada instalación y reducir sus costes. Al mismo tiempo, los usuarios disfrutarán de un óptimo confort, minimizando las incidencias que alteren su bienestar.

Compartir:

Comments are closed.

Nueva app para clientes

Gestione y acceda al mantenimiento de sus equipos desde el ordenador o smartphone

Suscríbase a nuestro newsletter




Su suscripción se ha realizado correctamente.