Durante este período de excepcionalidad todas las empresas de Grup mh seguirán ejerciendo su actividad de forma telemática y con nuestros técnicos atendiendo todos aquellos casos de primera necesidad, siempre tomando las medidas sanitarias recomendadas para evitar poner en riesgo la salud de nuestros Clientes o trabajadores.

Prácticamente la mitad del coste energético total de un edificio depende su localización, sus instalaciones y su infraestructura. Por esta razón, para conseguir ahorrar energía, es imprescindible realizar un uso responsable de los equipos y asegurar su óptima regulación. También la mejora de los elementos constructivos puede suponer un importante ahorro energético y económico, por ejemplo los aislamientos. Todas estas mejoras contribuyen también a reducir las emisiones de dióxido de carbono, actuando así de manera más sostenible y respetuosa con el medio ambiente.

Consejos de ahorro energético en edificios

Consejos para ahorrar energía en edificios e instalaciones

1. Optimice la temperatura ambiente. Un intervalo de temperatura de 19 a 21ºC es, por lo general, suficiente para conseguir un ambiente de confort. Si cuenta con ciertos sistemas de regulación, como válvulas termostáticas en los radiadores, puede además conseguir un mayor ahorro de energía reduciendo la temperaturas de ciertas estancias a un valor de en torno a 17ºC. Tenga en cuenta que cada grado que aumenta la temperatura ambiente implica un incremento de consumo de alrededor a un 7%.

2. Favorezca el funcionamiento de sus emisores. Nunca cubra los radiadores o coloque elementos a escasa distancia de estos. Tampoco es recomendable colocar alfombras u otros elementos aislantes si se cuenta con un sistema de suelo radiante, pues esto dificultaría el calentamiento de la estancia. En el caso de los sistemas de radiadores, además, podría implicar lecturas erróneas de las válvulas termostáticas y consiguientemente dificultades para alcanzar una situación de confort térmico en la estancia. Este es un error común que con frecuencia impide el correcto funcionamiento de los equipos.

3. Mantenga adecuadamente su instalación. Un mantenimiento preventivo, además de aportarle mayor seguridad, le permitirá ahorrar energía. Es fundamental comprobar el estado de las redes de distribución, así como de los elementos emisores antes del inicio de la temporada de trabajo intenso de estos equipos.

Si desea conocer más sobre la eficiencia de su instalación puede solicitar nuestro asesoramiento energético. Gracias a él logrará reducir el consumo de su equipos y garantizar su óptimo funcionamiento.

Compartir:

Comments are closed.

Nueva app para clientes

Gestione y acceda al mantenimiento de sus equipos desde el ordenador o smartphone

Suscríbase a nuestro newsletter




Su suscripción se ha realizado correctamente.