Las energías alternativas presentan un gran número de ventajas para las empresas. Desde que se puede ser autosuficiente con energía fotovoltaica, cada vez son más los negocios que realizan estas instalaciones.

El Real Decreto-Ley 15/2018 regula el autoconsumo solar, una normativa que supone un gran avance en el sector energético, porque se abole la ley del impuesto al sol y la no obligación de pagar impuestos por el uso de este tipo de energía.

Una de las grandes ventajas de la utilización de la energía solar fotovoltaica es que el usuario puede reducir su  dependencia del consumo de la red eléctrica y emitir menos gases contaminantes a la atmósfera. El usuario pagará entre un 30% a 50% menos en su factura de electricidad y, además, desde el punto de vista empresarial, mejorará reputación gracias a un mayor compromiso medioambiental.

Ser autosuficiente con energía fotovoltaica, ¿es posible?

conoce si es posible ser autosuficiente con una instalación fotovoltaicaTal como hemos indicado anteriormente, ser autosuficiente con energía fotovoltaica es posible. La regulación vigente supone un importante paso para combatir la crisis de energía actual y alinearse con los propios de la Unión Europea (EU). Además, el Gobierno de España y las diferentes Comunidades Autónomas ofrecen ayudas y subvenciones para reducir los gastos en esta inversión inicial.

La independencia energética ofrece muchos beneficios, sin embargo, es necesario ponerse en manos de una empresa especializada en este sector para hacer un proyecto adecuado. A la hora de producir energía solar, hay que tener en cuenta una serie de factores, como el tipo de superficie, la orientación e inclinación de los paneles solares, la zona geográfica, las horas de sol o si hay sombras, entre otros aspectos. Un buen profesional podrá ofrecernos un estudio y la mejor propuesta para conseguir optimizar la instalación y ser más eficientes.

Asimismo, el usuario tiene la opción de desconectarse de la red eléctrica, esto suele ocurrir en ciertas instalaciones que se encuentran en puntos más remotos. En este sentido, hacemos referencia a un sistema solar fotovoltaico aislado, algo muy habitual en las zonas agrícolas y ganaderas o cuando la electricidad no llega a una zona. No obstante, si esta fuera su decisión, habrá que conocer muy bien cuáles son las necesidades energéticas para contar una instalación suficientemente escalada así como con las baterías de almacenamiento que puedan recoger los excedentes de producción.

Aunque de por sí podamos contar  con un sistema autosuficiente con energía fotovoltaica, también tenemos la posibilidad de utilizar un sistema de autoconsumo conectado a la red. Esta opción garantiza más tranquilidad en caso de que la producción no llegue a cubrir el consumo total. En el caso de elegir esta alternativa, hay que contemplar dos modalidades:

  • Con excedentes. El usuario decide inyectar la energía sobrante en la red de distribución y puede acogerse si lo desea a una compensación, siempre y cuando se cumplan los requisitos que exige la compañía comercializadora.
  • Sin excedentes. Si la instalación no genera excedentes podremos utilizar la energía necesaria para cubrir el total necesario para el funcionamiento de la red eléctrica.

En líneas resumidas, sí se puede ser autosuficiente con energía solar fotovoltaica en nuestro país. No obstante, es importante contar con una empresa especializada que sea capaz de valorar adecuadamente las necesidades energéticas del edificio y realizar una instalación a medida de las mismas. En mh INDUSTRIAS, profesionales en soluciones energéticas para mejorar la eficiencia de las invitaciones, contamos con un equipo cualificado, para brindarte un asesoramiento especializado.

Compartir:

Comments are closed.

¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir más noticias, ofertas y novedades