Calderas para edificios grandes: qué mantenimiento necesitan

Las calderas para edificios difieren mucho de las domésticas y solo hay que ver su tamaño para darse cuenta, pues mientras que una doméstica puede ir en una cocina en los inmuebles tienen una sala de calderas propia.

calderas para edificios

Esto hace que el mantenimiento sea más intenso y que los periodos entre revisiones sean más cortos. Por eso, lo mejor es contar con un servicio como el que damos en mh INDUSTRIAS en donde tenemos una experiencia de muchos años con este tipo de instalaciones.

Si necesita asesoramiento con la instalación de unas calderas para edificios, puede contactar con nosotros aquí.

Cuál es la vida útil de una caldera

La vida útil de una caldera depende del mantenimiento que se le dé a lo largo del tiempo. Si la máquina ha tenido un mantenimiento adecuado se calcula que las que se instalan para dar servicio a un edificio duran entre 15 y 20 años.

A partir de los diez años comienzan a dar signos de fatiga perdiendo eficiencia. De este modo, cuando la caldera sobrepase una década se puede ir mirando qué ayudas se ofrecen en cada Comunidad Autónoma con la idea de realizar el cambio por una más eficiente.

Si necesita asesoramiento con la instalación de unas calderas para edificios, puede contactar con nosotros aquí.

¿Qué mantenimiento hay que hacer a las calderas para edificios para alargarlas?

Con el fin de que la caldera pueda llegar a los 15 años de vida útil es imprescindible hacer el mantenimiento adecuado, algo que en los edificios será sencillo al ser obligatorio contratar a una empresa que se encargue de estas tareas.

Limpiar la caldera por dentro

Una caldera, sea del tipo que sea, funciona por combustión. Eso significa que dentro hay una llama y dependiendo del combustible elegido la parte interna se ensuciará más o menos.

Esta suciedad se acumula en la cámara de combustión y a la larga puede impedir que el combustible se queme bien, provocando un mal funcionamiento de la caldera e incluso la presencia de gases muy nocivos.

De este modo, se pueden aprovechar los meses de calor para llevar a cabo esta tarea cuando la caldera apenas tiene trabajo.

Si necesita asesoramiento con la instalación de unas calderas para edificios, puede contactar con nosotros aquí.

Revisar la electricidad

Seguro que se preocupa por mantener la caldera al día en su edificio, pero a veces hay que recordar que además del combustible esta máquina necesita electricidad para poder funcionar.

De ese modo, conviene que al menos una vez al año un técnico autorizado compruebe toda la instalación eléctrica en la sala de calderas. Cables, conexiones, fusibles, sistemas de seguridad, etc., deben estar en perfecto estado para que la caldera dure muchos años.

Comprobar el quemador

El quemador es el lugar en el que se produce la mezcla de combustible y aire, por lo que es ahí en donde se enciende la llama que hace que el calor y el agua caliente lleguen a todo el edificio.

Si este quemador está limpio y en perfecto estado la caldera funcionará bien, de forma que conviene ver si funciona bien antes de que venga el frío y sustituirlo si ya está demasiado viejo.

Todas las calderas para edificios tienen que enfrentarse a un trabajo duro en los meses de invierno. Con el fin de que ese trabajo tarde tiempo en pasarles factura conviene hacer el mantenimiento que recomiende el fabricante, aprovechando los meses de más calor siempre que sea posible.

Si necesita asesoramiento con la instalación de unas calderas para edificios, puede contactar con nosotros aquí.

Compartir:

Comments are closed.

Suscríbase a nuestro newsletter




Su suscripción se ha realizado correctamente.